*

X

5 cosas que hacen que una persona se enamore de ti, según la ciencia

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/05/2017

5 conductas o rasgos que, de acuerdo con estudios científicos, hacen que una persona sea más atractiva

El ser humano tiene la necesidad de sentirse deseado, y nuestra cultura ha construido la idea de bienestar sobre la base de que una relación amorosa de pareja es la clave de la felicidad. Por ello, no es extraño que nos obsesione tanto lograr hacernos deseables y atractivos. Esto incluso ha llegado al punto de ser estudiado por la ciencia, la biología y la psicología. 

Eric Barker, blogger del sitio Baka de suyo, que se dedica a recopilar estudios científicos interesantes, ha escrito un interesante metaanálisis sobre qué es lo que hace a una persona sexy o atractiva y le permite enamorar a los demás.

 

1. El humor es sexy   

Tanto los hombres como las mujeres se sienten atraídos por un buen sentido del humor. En el caso de las mujeres, éstas tienden a elegir a hombres que las hacen reír. Narcisistas o no, los hombres prefieren mujeres que se ríen de sus bromas. El humor, por otro lado, es un predictor de alta inteligencia. El investigador Gil Greengross incluso mantiene que el humor ha evolucionado como un mecanismo de selección sexual que da una señal de inteligencia para una posible descendencia. 

 

2. Saber que le gustas a alguien puede hacer que te enamores de él   

Esta es una cosa curiosa: un estudio citado por Barker revela que cuando una persona sabe que le parece atractiva a otra, esto hace que sea más fácil enamorarse. De hecho, el 90% de los individuos dijeron que en su experiencia de enamoramiento un factor decisivo fue saber que le gustaban al otro. En gran medida esto parece sugerir un enorme miedo al rechazo y a la vez un gran deseo de pertenecer, de sentirse deseado. Así que nunca subestimes el poder que tiene simplemente decirle a alguien que te gusta.

Estos puede ser infalible si se combina con la famosa técnica de "hacerse el difícil". Otro estudio mostró que los mejores resultados de una cita suelen ocurrir entre aquellas personas que dan la impresión de que no se enamoran fácilmente de alguien pero que, en esta ocasión, la persona involucrada les parece sumamente especial. Es decir, hacer pensar a otro que tú eres alguien muy difícil de conquistar pero que en este caso te sientes inusualmente atraído es el más alto predictor de éxito, puesto que combina el deseo de ser deseado con la noción de ser especial. Hoy en día, todos quieren ser "especiales". 

 

3. Hablar de cosas profundas lleva al enamoramiento   

Si lo que te interesa es entablar una conexión profunda con alguien que posiblemente lleve al amor, no debes perder el tiempo hablando de pequeñeces. El psicólogo Arthur Aron ha investigado sobre la importancia que tiene la información altamente personal y emocional en formar lazos profundos e incluso ha diseñado un cuestionario especializado de 36 preguntas que permiten a dos individuos enamorarse o, al menos, crear un nivel de profunda intimidad en una sola sentada. Diversas sesiones de estas 36 preguntas de 45 minutos revelaron una sensación de cercanía superior a cualquier otra relación en el 30% de los participantes. 

 

4. Tu personalidad es lo que te hace sexy 

Aquí hay dos estilos. Si lo que quieres es ser atractivo sexualmente, las personas con una personalidad discordante, que no hacen concesiones solamente por ser amables y demás son consideradas sexy y suelen tener más parejas sexuales -el "no" es sexy. Los individuos comprensivos, con personalidades que buscan estar de acuerdo con la otra persona y no crear fricción, suelen ser mejores para un matrimonio o para tener hijos. 

 

5. Lo importante es cómo haces sentir a la otra persona   

Eric Barker señala que "en realidad no nos enamoramos de una persona -nos enamoramos de cómo nos hace sentir cuando estamos con ella-" y de cómo la recordamos. Es decir, no nos enamoramos de alguien de manera estrictamente racional, a partir de los puros hechos de lo que es -puesto que siempre mezclamos emociones y sentimientos en nuestros juicios. Esto ha sido demostrado en investigaciones que revelan que vivir experiencias extremas o altamente estimulantes con una persona hace que ésta nos parezca más atractiva -es decir, asociamos la excitación de la experiencia con el individuo. Esto puede ser utilizado para revivir relaciones; por ejemplo, invitar a una persona a una sesión de paracaídas o algo que realmente le guste y la emocione, puede hacer que asocie esas emociones con nosotros, y de esta manera procese la relación como más excitante.

7 acciones que no debes olvidar poner en práctica si eres mexicano

Sociedad

Por: PijamaSurf - 10/05/2017

"Haz una buena acción al día": Observa alrededor: ¿quiénes de tus conocidos o personas queridas están pasando por un momento de dificultad, y requieren de un poco de apoyo para pasar el día a día?

Son tiempos difíciles para México. Son tiempos en que los mexicanos necesitamos estar unidos, levantar la mano en puño y gritar en silencio "Fuerza México". Son tiempos en que no podemos darnos el lujo de olvidar que nos necesitamos. Son tiempos de mostrar empatía y solidaridad. 

De acuerdo con el psiquiatra Bruce Perry, la empatía es una herramienta psicológica que se desarrolla durante la infancia, en el momento en que un niño es capaz de entender el concepto de causa y efecto viéndose a sí mismo en un futuro, con diferentes emociones según las consecuencias de sus acciones. A partir de ahí, él o ella puede imaginar las emociones y los sentimientos de otra persona, como si fuesen un reflejo de su yo del futuro. 

En caso de que la empatía no se haya desarrollado ampliamente durante la infancia, existen maneras y consejos útiles para ponerla en práctica durante la adultez: 

– Toma conciencia de que hay algo más allá de la dureza en una personalidad 

Si bien a veces es difícil lidiar con las groserías, dobles intenciones y malas acciones de la gente, es importante colocar al individuo dentro de su contexto vivencial. Es decir, recordar o imaginar de dónde viene, pues puede llegar a suceder que su historia de vida lo orilló a desarrollar actitudes francamente incómodas. De manera tal que al tomar una pausa y tratar de reconocer esta historia de vida, nuestro corazón puede suavizarse y dar paso a la empatía para generar una conexión mucho más fuerte y sanadora.

– Crea el “efecto ripple

El efecto ripple es un evento en el que se contagian la generosidad y la ambabilidad. En el 2010, un estudio descubrió que cuando una persona es testigo de amabilidad y generosidad, se motiva a realizar acciones similares en un efecto cadena. Basta con sonreír en la calle, recoger la basura, dar un abrazo a quien lo necesita, preparar la cena, regalar flores a un desconocido….

– Haz una buena acción al día

Observa alrededor: ¿quiénes de tus conocidos o personas queridas están pasando por un momento de dificultad, y requieren de un poco de apoyo para pasar el día a día? A veces una persona necesita sólo un abrazo; otras, le cambiará el día el llevarle un chocolate o un sándwich. Incluso basta con dejarle una nota o un mensaje para hacerle saber que hay alguien que piensa en él o ella. Una buena manera de practicar una buena acción al día es el altruismo, los voluntariados.

– Intenta comprender a la persona de en frente

El estilo de vida exacerbado que llevamos en la actualidad tiene como resultado la desconexión entre individuos, de modo que puede llegar a pensarse que todos tienen las mismas capacidades, aptitudes, conocimientos y educación. Si la persona que tenemos en frente se comporta, viste o habla diferente, recordemos que es sólo una parte de la diversidad que enriquece nuestra humanidad. Esto no excusa ni justifica los malos comportamientos.

– Practica la gratitud

La empatía y compasión se practican mediante la gratitud: de tener un nuevo trabajo, de recibir un regalo por sorpresa, de ser capaz de dormir en una cama o estar conectado mediante WiFi. Toma unos momentos para recordar cada una de esas experiencias y sentir la gratitud de vivirlas en el día a día.

– Sé amable contigo mismo

A veces es más fácil ser compasivo con otros que con uno mismo. Sin embargo, la verdadera compasión no discrimina ni ignora las necesidades que uno pueda llegar a sentir. Hay que ser sinceros y aceptar cuando se necesita un abrazo, un descanso, un respiro, una tarde en el sofá leyendo y bebiendo un té. Sólo así se puede ser compasivo con otras personas, a partir de ser compasivo con uno mismo.

– Celebra la imperfección

Una de las fuentes más corrosivas de la autocrítica es la necesidad de perfección. Lejos de hacernos “mejores”, esta actitud cae en una espiral de pensamiento obsesivo, ansioso y depresivo. En lugar de esto, considera que cometer un error es una manera de sobrevivir y volverlo a intentar para mejorar una y otra vez. Se trata de una perspectiva que no observa la vida como bien o mal sino como un acto de comprensión, compasión y enseñanza.