*

X

Cápsulas de brillantina para la vagina: la nueva (y peligrosa) tendencia sexual

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2017

Bombas de glitter que hacen que la vagina y el pene brillen: un divertido juguete sexual ha cobrado popularidad, no sin generar alarma entre médicos

Recientemente, una serie de cápsulas de brillantina (glitter, en inglés) se han vuelto muy populares. Según informa la sexóloga Eva Wiseman en The Guardian, las Passion Dust Intimacy Capsules se agotaron rápidamente en el Reino Unido. Esto podría ser permanente, ya que próximamente podrían ser prohibidas. 

Las cápsulas son vendidas bajo el mensaje promocional de "pequeñas cápsulas abrillantadas que se disuelven cuando se insertan en la vagina y desprenden el dulce brillo que es Passion Dust". Un polvo brillante de pasión con un cierto sabor, supuestamente "mágicamente delicioso". El chiste es que al tener sexo la vagina y el mismo pene empiezan a llenarse de este polvo y empiezan a brillar; como dice Wiseman, se convierten en disco balls, en unicornios luminosos, en un bamboleo de estrellas.

El problema es que los brillos que se usan pueden ser tóxicos -las mismas cápsulas advierten que no son comestibles. Se trata de microcuentas planas de plástico que han sido prohibidas en Estados Unidos. Este "glitter", también utilizado en los protectores de smartphones, ya ha causado reportes de irritación y quemaduras en la piel. 

El artículo de Wiseman es en cierta forma delicioso, como esta sexy brillantina, pero con una ironía muy consciente. Habla de que esta "feminidad tóxica" es algo que la cultura actual está dispuesta a pagar como resultado de seguir manteniendo "la cultura de las princesas":

El asunto de los brillos es que hacen que las cosas aburridas sean excitantes. Y esta es la razón por la cual su lado oscuro es tan fácil de ignorar. ¿Ya sabíamos que los brillos eran un truco, una distracción?... Al igual que para cubrir errores en tarjetas de cumpleaños, lo usamos para decorar cosas difíciles, como salir en público, o ser mujeres... Los brillos hacen que un encuentro incómodo se convierta en una fiesta de té de princesas, y las excreciones vaginales se vuelvan algo seguro y caricaturesco que sabe a Skittles.

La doctora Jen Gunter explica que las mujeres no deben poner estas bombas de glitter en la vagina. Anteriormente ya se había presentado una tendencia cosmética llamada "vajazzling", en la que el pubis o la vulva eran decorados por brillitos o algunas joyas, algo que puede hacerse de forma que no sea peligroso, pero esto se hacía de manera externa. Introducir estas cápsulas puede producir granuloma y dermatitis en la vagina, además de que pueden convertirse en nidos de bacterias y afectar el pH de la vagina, según Gunter, quien señala que lo que es seguro para aplicarse en los labios no necesariamente lo es para la vagina. "Chicas, si quieren esparcir su brillo, pueden llenar el pene de su pareja, aplicándose brillo en los labios y embarrándolo de la forma tradicional", dice la ginecóloga, aclarando que antes deben checar con un urólogo si esto no irrita la uretra.

Vivir en un vecindario donde puedas caminar mantiene saludable tu cerebro

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2017

La salud del cerebro y el lugar donde vives están estrechamente relacionados

Juegos de agilidad mental, ejercicio físico, cierto tipo de alimentos, mantener vivos nuestros lazos personales, meditar: las recomendaciones para conservar el cerebro en un estado óptimos son diversas, en buena medida porque la complejidad misma de un componente tan importante en nuestra anatomía nutre su bienestar desde distintas fuentes. 

Un estudio añade otro factor que quizá se había considerado poco hasta ahora: vivir en un lugar donde sea posible caminar. 

La investigación (que puede consultarse en este enlace) fue realizada por Amber Watts, profesora asistente de psicología en la Universidad de Kansas, quien al frente de un equipo recogió información sobre la salud cerebral de dos grupos de personas con dos de las enfermedades cognitivas más comunes de la edad adulta y la vejez: el Alzheimer y la demencia precoz.

En primer lugar, Watts y su equipo realizaron una especie de labor cartográfica al establecer la relación entre las personas del grupo, su casa y los lugares que más frecuentaban en un radio de hasta 800m dentro de ese vecindario. Con este mapa, establecieron después el grado tanto de integración de dichos sitios con respecto al hogar de cada persona como de complejidad que implicaba llegar a los mismos puntos.

En otro momento del estudio, la psicóloga realizó exámenes para conocer la capacidad cognitiva de los individuos en sus distintas funciones y determinar así el estado de su bienestar.

De acuerdo con los resultados observados, las personas que demostraron mejores capacidades cognitivas fueron también aquellas que vivían en vecindarios de conectividad notable, esto es, con muchos lugares a los cuales era posible llegar caminando desde su casa, en donde había más gente alrededor con la cual socializar (vecinos, personas en la calle o en los locales, etc.), más razones para acudir a esos sitios, etcétera.

Según explica Watts, esta relación puede deberse a la necesidad de memoria espacial que se requiere para salir a la calle, la cual, hasta donde se sabe, se genera en distintas partes del cerebro que trabajan simultáneamente: el hipocampo, el córtex parietal posterior, el córtex prefrontal y otras más.

Y más allá de que te sea posible o no vivir en un lugar así, donde puedas caminar y conectar puntos en el mapa de tu rutina y de tu vecindario, parece ser que en el fondo lo fundamental para nuestro cerebro es mantenerse activo, sentirse desafiado y vivo a través de nuevos aprendizajes. 

 

También en Pijama Surf: 

El alto costo psicológico de vivir en edificios aburridos y espacios monótonos

Neurogénesis: 7 alternativas para crecer nuevas células en el cerebro y volverse más inteligente